21 ene. 2009

ESTILO FORMA Y FUNCION DE LA ARQUITECTURA DEL SIGLO XXI

Hacia el siglo XXI: “Lo único permanente es el cambio”, William Fleming
ESTILO FORMA Y FUNCION
ESTILO Y FORMA.-

Con la cercanía del nuevo milenio así como con el cambio de siglo, la arquitectura doméstica se ha seguido desarrollando al tratar de cumplir todas las necesidades del hombre moderno. }
Ante la preocupación por la actual concepción del hogar contemporáneo, en estos últimos años Tadao Ando, arquitecto japonés, justifica sus formas extremadamente ascéticas con la alineación del hombre frente a la naturaleza. Sus casas, frecuentemente cerradas al exterior, se abren a austeros patios internos, oasis de calma. En su opinión, el sol, el frío, el aire y la lluvia, son el ingrediente auténtico. Un ejemplo es la casa Koshino en Ashiya, Japón.
Sin embargo, otro de los tantos ejemplos que se pueden mencionar es la casa Duarte (1985), de Álvaro Siza, la cual representa la materialización de las ideas del arquitecto sobre la arquitectura doméstica, la continuidad espacial del interior, la fluidez descompuesta de las circulaciones y el uso ornamental de los materiales. La casa Duarte es un volumen sobrio y compacto que consta de tres plantas que superponen los diferentes niveles de habitabilidad. La combinación de materiales y la iluminación cenital son elementos configuradores de la comunicación vertical de la vivienda; varios de los muebles fueron diseñados por el arquitecto a modo de acabado de la estructura arquitectónica.
De entre los intentos por reelaborar algunos postulados del movimiento moderno tratando de dar nuevas respuestas y procurando configurar un nuevo lenguaje arquitectónico para las urbes del próximo milenio, Rem Koolhaas se cuenta entre los más vanguardistas. La villa dall’Ava (1991) se compone de tres partes: el jardín de pendiente, el volumen construido y el acceso al garaje. La planta del edificio también se divide en tres sectores: un cuerpo principal acristalado que contiene las zonas de estar, comedor y cocina y otros dos cuerpos sobresalientes que contienen las estancia
s de padres e hija. Estos volúmenes de dormitorios, perpendiculares al espacio central, sobresalen en direcciones opuestas para proporcionar a sus inquilinos vistas de la ciudad de París.
Saha hadid CASA MOSCU: Se divide en dos componentes principales, el primero, más bajo, se combina con el paisaje inclinado, mientras que el segundo conforma un volumen separado que flota 22 metros sobre la tierra con la ventaja de las vistas panorámicas sobre las copas de los árboles del bosque de Barvikha. El concepto general para el diseño responde a una estrategia que extienda la topografía exterior hacia el interior del edificio
Finalmente, padecemos una irresistible atracción por ser modernos. Nos satisface, al menos, sentirnos así comprendiendo el tiempo y el lugar geográfico. No se concibe modernidad sin tiempo determinado ni lugar igualmente determinado. El siglo XX ha sido el tiempo de la vivienda, el momento en que la arquitectura se ha acercado a las preocupaciones físicas del individuo, y este siglo se ha convertido también en el momento en que mayor distancia se ha establecido entre profesionales y usuarios.
La armonía del hombre y su entorno es uno de los grandes móviles del quehacer arquitectónico. Nuestra piel protege al organismo de la invasión de gérmenes nocivos y de los cambios de temperatura. La casa, por su parte, es la barrera protectora entre el hombre y el peligro: es la guarida, el espacio mágico donde el temor se deja fuera. La casa debe ser nuestra segunda piel, el refugio cálido que nos acoja día tras día.
FUNCION
Las necesidades de la arquitectura del siglo XXI.
Se dice que la inteligencia de las especies se mide principalmente en virtud de su capacidad de adaptación al medio. Pero, ¿está el hombre contemporáneo preparado para su propia adaptación a los fenómenos desencadenados por el calentamiento global, que según los científicos genera los actuales y cada vez más imprevisibles cambios climáticos? ¿Estamos actuando con inteligencia y visión de ante este poco auspicioso escenario de convivencia con nuestro propio entorno? Nuestro bienestar depende en gran medida de la relación de la luz solar y los espacios que habitamos y más temprano que tarde tendremos que adoptar cambios cada vez más radicales en nuestros hábitos, especialmente los relacionados con el confort térmico. En países desarrollados ya se habla que la vestimenta, en un futuro cercano, deberá considerar materiales con certificación de resistencia a los rayos ultra violeta. Asimismo, la arquitectura y la ciudad deben concebirse en un diálogo con el clima, la geografía y las características socioculturales, económicas y tecnológicas del país, ya que sus efectos se reflejarán de todas maneras en la calidad y estándar de confort del espacio habitable, el uso eficiente de la energía, y, consecuentemente, el impacto ambiental. En tanto en materia ambiental, la tendencia mundial exige normas y patrones que responden a políticas energéticas cada vez más restrictivas, con lo que se persigue una disminución de las emisiones de gases contaminantes del planeta.
A pesar de ese esfuerzo normativo y de gestión, se hace imprescindible una respuesta y acción orientadas a, si no evitar, al menos paliar los efectos nocivos de agentes como la energía solar, y, estudiar alternativas de aprovechamiento sustentable de ella. Cualquier arquitecto o diseñador que proyecte un hábitat o intervenga uno, deberá considerar las condiciones de la contribución de luz solar para proponer espacios sustentables en cuanto a ahorro energético, y eficientes en cuanto a sus prestaciones.
Haciendo una autocrítica honesta, son pocos los profesionales del área que involucran en sus proyectos estas preocupaciones tan importantes en la actualidad. Los arquitectos de hoy deben hacerse cargo de proyectar los espacios considerando una ecuación armónica luz solar/ luz artificial, y así aportar al ahorro de electricidad en virtud de una optimización de la iluminación natural de los recintos en lugar del derroche energético generalizado en el país. Proyectar con “conciencia solar”, tiene que ver con aportar directamente calidad de vida al ser humano moderno

No hay comentarios: